Semana de pruebas de btt

Creo que después de la salida en bici hoy con la bici de monte, debo hacer una entrada a parte y no poner opiniones directamente en una de las entradas semanales.

Empecemos por el principio…

Alguna de las entradas que he ido subiendo, hacía referencia a las ventajas de aprovechar las épocas de frío para coger la bicicleta de monte. Entre los mucho beneficios que tiene, quizás sean tres los que me gustaría mencionar: menos frío al ser un deporte con mucho movimiento sobre la bici; mejora del pedaleo y fortalecimiento de los brazos y antebrazos.

En mi caso, tras muchos años con mi querida Orbea Team 04, era hora de hacer un cambio, entre otros motivos, porque me quedaba ENANA. Era una bici muy simple, con rueda de 26″, 3 platos y 8 piñones, el típico cambio shimano de plastico barato que tenían casi todas las bicis, frenos de pinza y suspensión muy sencilla. La compré y le he dado mucho uso, pero al final, tocaba cambiar.

images

 

Un nuevo juguetito

Ya tenía planteada la idea de comprar una nueva. Lo que no sabía era cuánto quería pagar por ella, y con qué características. Existen muchas opciones en el mercado empezando por el tamaño de rueda. desde los 26″ hasta los 29″. En este sentido yo, lo tenía muy claro: 29er 🙂

Otro asunto importante: material del cuadro. Carbono: ligero, rígido, bonito y caro, o aluminio: muy rígido, ligero en muchos casos, bonito en muchos casos y menos caro. Creo que con el fin de no donar órganos para comprarla, y puesto que el 75% del tiempo pienso dedicarlo a la carretera, el aluminio es la idea más razonable.

La gran duda era: suspensión doble o rígida? Pues bien. Esta respuesta quedará sin contestar creo que hasta que la compre definitivamente.

En cuanto a las demás características, es decir, componentes del cambio, suspensión y demás, no voy a entrar en detalle porque no he leído mucho sobre este material. Lo que sí que sé, es que las bicis suelen venir montadas con un material acorde a lo que se paga por el cuadro por lo que no dudo que lo que compre será algo suficiente para mí.

WP_20131225_001

Primera visita a la tienda…de unas cuantas

Suelo comprar en una gran tienda los componentes de la bicicleta porque siempre me han atendido muy bien, y explicando todo de forma muy clara y sencilla. Tanto, que yo lo entiendo casi sin problemas.

La tienda se llama Kili, y trabaja principalmente con Scott, Cannondale, Rose, Look y Mavic en cuanto a componentes y demás. Tiene otros productos por supuesto.

El caso es que me dirigí adonde ellos y estuvimos hablando sobre el tema. Uno de los jefecillos de la tienda, ya me conoce relativamente bien así que ya sabe de sobra lo que me puede interesar. Por si las moscas, la tienda ofrece una de las opciones que en mi opinión es una gran ayuda para que uno sepa lo que se puede ajustar mejor. La prueba gratuita de algunos de los modelos que tienen disponibles en la tienda. En este caso, había una Rose con doble suspensión y una simple. Ambas con el resto de componentes similares.

Con esto, sólo queda salir a darle caña y llenarse de barro un rato para saber lo que uno busca.

WP_20131222_001

 WP_20131225_002

La prueba

El domingo tocaba salir con la de doble suspensión. Nunca antes había había probado una doble, y tampoco una de 29″. La sensación ha sido increíble.

Supongo que porque siempre he tenido bici de monte, me gustan mucho y me lo paso muy bien. Creo que porque me dejan hacer el animal a lo bestia.

El recorrido ha sido uno al que le tengo especial gusto. No sé cómo de técnico es, pero creo que bastante porque suele haber gente con muy buen material y desde muy temprano, lo que me hace deducir que son ‘machacas’. A parte de esto, las cuestas tienen mucha piedra, lo que te obliga a subir sentado para evitar que la rueda patine. La pendiente es pronunciada y más de uno suele sacar el pie del pedal en las subidas. Después llega una parte con arena y piedra, y por último llega la parte en la que metes la rueda y los pies en barro. La parte en la que empiezas a sonreír cuando ves que tiene hasta las gafas con tierra…

Las sensaciones con la doble han sido increíbles. Como decía, la Orbea era una bici muy sencilla y para andar por sitios como este era un poco complicado. Con la de hoy sin duda, lo ha sido menos. El mayor tamaño de la rueda se nota en que no entra tanto en los pequeños surcos.  En cuanto a la doble suspensión, debo decir que pese a que tenía bloqueo de ambas suspensiones, intuyo que por el uso el bloqueo no funcionaba muy bien y en las subidas se notaba como las pedaladas fuertes se absorbían mucho por el muelle trasero.

Una vez llegado arriba, tocaba la bajada. Suspensión desbloqueada y a ver qué tal baja el bicho este. Notaba que hacía mucho que no bajaba por sitios así. Los antebrazos se cargaban. Los gemelos también (supongo que por la salida de ayer y el haber estado el día entero de pie)

Las subidas han sido muy divertidas teniendo que mantener el equilibrio al moverse tanto el suelo. Los cambios (X9) cambiaban muy rápido y bien lo cual ayuda a que no esté uno un rato con el desarrollo anterior, cosa que en mi caso pasaba durante un rato antes.  (y no, los desviadores estaban muy bien ajustados antes) En las  bajadas no he podido evitar ponerme a gritar y a reírme en alto (siempre con cuidado de no tragar un buen trozo de barro), pero es que la sensación ha sido increíble. Supongo que también es por lo que le falta a uno en la cabeza, pero he adelantado a alguno que otro, y me he alejado bastante de ellos, así que deduzco que me sentía cómodo en la bici. Y así lo pienso como he dicho. En las curvas me tumbaba bastante tranquilo. Frenaba muy seguro, y controlando el derrape, que suele ser muy útil para girar en curvas. 🙂 Además, notaba que era fácil llevar la bici por donde yo quería.

Creo que ahora me queda probar la otra bicicleta, también Rose de marca, y decidir si una doble o una simple se me adapta mejor. No sé cómo de imparcial voy a ser en la decisión porque hay un modelo el na tienda al cual le tengo echado el ojo desde que tengo conciencia de que existe este modelo de bicicleta: las ‘lefty’ de Cannondale.

La segunda prueba ha sido con una Rose rígida. El recorrido tenía que ser el mismo para poder ver las diferencias mejor. Está claro que el hecho de tener sólo suspensión delantera es el factor a tener en cuenta en subida (ventaja) y en bajada (desventaja). Y efectivamente. En la subida se notaba mucho más cómo la pedalada era más efectiva. He de decir que el hecho de no haber podido usar el bloqueo en la doble, hacía que se notara mucho la diferencia, y que en caso de haber podido bloquearla, podrían haber sido diferentes los resultados. De todas formas, en subida, muy, muy  contento. Y en bajada….Buf! He vuelto a bajar como un loco. Me he sentido muy seguro también. Obviamente se nota la suspensión atrás cuando la hay, ya que no es raro que salga volando la rueda trasera en una bici rígida. Si se consigue controlar esto, te lo puedes pasar genial. Y así ha sido. 🙂

WP_20131225_003

WP_20131222_003

La decisión

Creo que en la toma de decisiones, hay que tener en cuenta el incremento de precio que supone tener una suspensión atrás. Además, la opción de coger una bici de otra temporada y pagar menos es un aliciente que hace plantearse seriamente la decisión de comprar una rígida.

Creo que en caliente no se deben tomar decisiones, por lo que esperaré unos días para pensar y decidir qué hago.

WP_20131225_005

Anuncios

Un pensamiento en “Semana de pruebas de btt

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s