Una forma diferente de entrenar, el método Burt

3oct13

¿No logras mejorar tus marcas?, ¿Te sientes estancado cuando sales a correr?, ¿Llevas mucho tiempo con la misma rutina de entrenamiento y ves que no progresas?. Éstas son algunas de las preguntas más frecuentes que, en alguna ocasión, se plantean los corredores, independientemente del nivel y del estado de forma que hayan alcanzado.

Ante todo actitud positiva, no te acomodes y piensa que puedes dar cumplida respuesta a todos éstos interrogantes. Un cambio en tu hábito de entrenamiento puede bastar para apreciar cambios sustanciales en tu evolución como corredor.

 En la actualidad puedes encontrar un sinfín de métodos efectivos que te ayuden a desarrollar tu propia preparación y mejorar tus registros. Aunque la premisa básica a tener en cuenta es que cada corredor es distinto, y la rutina que le puede ir bien a uno, no resulta la más adecuada para otro. Así, la recomendación que debes seguir es probar el tipo de entrenamiento que más práctico y cómodo te resulte para cada momento concreto de la temporada.

Por lo tanto, no olvides, como les sucede a muchas deportistas profesionales, que los cambios en tus metodologías de trabajo te pueden servir como revulsivo para obtener una mayor motivación y unos resultados más positivos.

1743_508089319237595_1025922345_n

El método Burt

Quizás ya habrás oído hablar de él, o tal vez ni siquiera te suene. Pero son muchos los runners que ha puesto en práctica el denominado método Burt.

Marshall Burt es director del Elite Training Groupo en Texas. El entrenador de atletas de élite expone una sencilla teoría: “Tú no necesitas correr más lejos, tú necesitas correr más rápido”. Para Burt el secreto está en la velocidad a la que quieres correr, y no en la distancia que pretendes recorrer.

A modo de ejemplo práctico. Si tu objetivo se centra en cubrir una distancia de diez kilómetros en un tiempo de cincuenta minutos, lo que viene a ser cinco minutos por kilómetro, Burt recomienda mantener ese ritmo de carrera toda la distancia que sea posible.

Está claro que si no eres capaz de alcanzar tu velocidad objetivo, debes reorientar tu entrenamiento hacia metas más asequible. Pero si por el contrario, llegas a cumplirlo, Burt habla de constancia y de ir aumentando de forma progresiva la distancia. El requisito no es otro que el de mantener ese ritmo de carrera alcanzado para que tus músculos y tu sistema nervioso se adapten a dicha velocidad. En este sentido, Burt también hace referencia a la conveniencia de descansar de 24 a 48 horas, para después volver al entrenamiento.

198065_10151432753568230_1443147200_n

¿Teoría efectiva?

Sin embargo, el método Burt tiene una cara y una cruz. La cara es que se presenta como un tipo de entrenamiento adecuado para distancias cortas, dado que no tardarías mucho tiempo en alcanzar el ritmo de carrera deseado.

Mientras que la cruz reside en que dicho método aplicado a largas distancias se antoja como un ejercicio poco recomendable. Especialmente en el caso de los maratonianos, por ejemplo.

400409_605635622794963_1992704150_n

Fuente: http://www.menecesitas.com/2012/03/06/una-forma-diferente-de-entrenar-el-metodo-burt/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s