Raciones recomendadas (III)

69680_298061053652958_1032051373_n

¿Cómo podemos hacer una dieta equilibrada?

El secreto de una dieta equilibrada está en la variedad. Esta variedad será capaz de cubrir las necesidades nutricionales más fácilmente que una alimentación restrictiva. La diversidad de alimentos permite compensar la posible insuficiencia de un nutriente concreto y hace difícil los excesos. Respetar ese equilibrio nutricional puede ser incluso más importante que satisfacer el valor absoluto de un nutriente.

Esta variedad debe reflejarse tanto en los alimentos como en su preparación, ya que las formas de cocción son un factor importante para alcanzar el deseado equilibrio alimentario. Tener una alimentación saludable significa algo más que seleccionar los alimentos adecuados: implica también prepararlos de manera saludable.

Las técnicas culinarias más aconsejables son las de cocción con agua (hervido, vapor, escalfado), ya que suponen siempre un menor aporte de grasas. También las preparaciones al horno (tradicional o microondas), la papillote, la plancha o el wok necesitan un reducido aporte de grasa añadida. La fritura y los guisos requieren un mayor aporte graso, pero con una técnica correcta éste puede reducirse mucho. Lo recomendable es utilizar siempre aceite de oliva como grasa de adición, ya que resiste mucho mejor las altas temperaturas.

Al freír los alimentos, el aceite debe estar bien caliente, debemos escurrirlos bien y dejarlos reposar en papel de celulosa para que éste absorba el exceso de grasa.

Atención a los aliños, salsas, cremas de leche y otros condimentos grasos que pueden disparar el contenido calórico de un plato.

En conclusión, una “alimentación saludable” suma los conceptos de:

Suficiencia en energía y nutrientes.

Variedad, asegurando los aportes de macro y micronutrientes.

Equilibrio en las proporciones recomendadas.

Adecuación a las características de estilo de vida de cada individuo.

Además, deberíamos añadir que debe ser agradable y capaz de proporcionar placer, sin perder de vista la dimensión social de la alimentación y los factores culturales e individuales que le afectan.

Bwdzd28IYAAUWz0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s