¿Necesito tener más de un par de zapatillas de running?

934723_10151422915033230_1376282133_n

Siempre he sido un firme defensor de la necesidad o, al menos conveniencia, de tener más de un par de zapatillas para todo aquél que corra con una mínima asiduidad (más de tres días a la semana).

De esta manera se pueden tener unas un poco reservadas para los “días de fiesta” y, además, aprovechar para conjugar dos tipos diferentes de zapatillas: unas con carácter rodador para acumular kilómetros a mansalva y otras algo más alegres para darles candela cuando toca ponerse un dorsal o meter entrenamientos cañeros (o echarse unos piques con los amiguetes ;-D).

Esta recomendación la mantengo incluso sin que exista intención de competir, cuando únicamente se pretende “correr por correr” o “para pasar el rato” porque así se pueden ir combinando y rodando poco a poco para no encontrarse nunca en la situación de tener que cambiar a toda prisa de zapatillas y meterlas de un día para otro, con el consiguiente riesgo de sobrecargas que puede suponer. Es más, llevando esto al extremo, no me parece descabellado incluso tener dos pares de zapatillas idénticas, del mismo modelo, el caso es tener.

Siempre se ha dicho que, al alternar las zapatillas los materiales tienen más tiempo para recuperarse tras el uso (afecta sobre todo a los materiales de la mediasuela y suela) con lo que teóricamente durarían algo más pero, aunque tiene su lógica y seguramente es así, no me parece que sea especialmente relevante.

De hecho, hay estudios que, tras analizar la evolución de las zapatillas usándolas de continuo y alternadas siguiendo varios patrones, concluyen que es difícil llegar a una conclusión contundente respecto a la supuesta ganancia que supone esa alternancia.

¿Por qué defiendo esa recomendación o necesidad de tener más de un par de zapatillas de correr?

Sencillo: para poder trabajar con diferentes estímulos.

Por supuesto, teniendo diferentes modelos podemos tener diferentes herramientas para cuando queremos rodar, hacer series, competir, etc. pero me refiero también al caso general, a cuando hablamos de las zapatillas de entrenamiento.

Es decir, si cuando entrenamos trabajamos con diferentes tipos de entrenamiento, hacemos ejercicios de técnica, variamos ritmos, terrenos y distancias, … ¿por qué nos extrañamos si alguien nos propone variar también las zapatillas que estamos usando?

Y, ojo, que no me estoy refiriendo a lo típico de “como hoy voy a hacer series, me pongo las mixtas” sino a que puede ser bueno tener dos zapatillas de entrenamiento diferentes en cuanto a pesos, niveles de soporte, grados de flexibilidad, etc.

El mero hecho de haber cambiado lo que llevamos en nuestros pinreles puede hacer que, aun manteniendo constantes el resto de variables (terreno, ritmo, distancia, …) cambie significativamente el tipo de estímulo al que nos estamos sometiendo. ¿O acaso nos sentimos igual de cómodos, rápidos, ágiles, etc. con todas las zapatillas de entrenamiento que utilizamos?

Además, con esta variación en los estímulos lo que también estaremos consiguiendo es acostumbrar entrenar a nuestro cuerpo no sólo para que corra más rápido, durante más tiempo y mejor sino que, de manera indirecta, muy probablemente lo estaremos preparando para que sea capaz de lidiar con un mayor número de situaciones y eso, al final, redunda en que se minimiza el riesgo de lesiones.

12sep13

Llegados a este punto, siempre me encontraba con el mismo problema cuando alguien me preguntaba “pero, ¿hay algún estudio que avale esa afirmación que haces?” y me tocaba recular reconociendo que únicamente me estaba basando en creencias y experiencias personales pero, bueno, parece que esa misma creencia va calando también entre los estudiosos y especialistas del tema y que están empezando a publicarse estudios que intentan analizar la posible relación entre la alternancia de diferentes zapatillas de running y el número y tipología de lesiones.

El más reciente y lo que ha motivado este post ha sido el “Can parallel use of different running shoes decrease running-related injury risk?” (“¿Puede reducir el riesgo de lesiones la alternancia de diferentes zapatillas de running”) publicado en PubMed el pasado 28/11/13.

En futuros posts profundizaré en el tema y expondré mi punto de vista centrándome de manera más específica en la vía abierta por el artículo pero, de momento, paro aquí y dejo lanzado el guante para que quien quiera opine sobre esto que he comentado de la conveniencia de tener más de un modelo de zapatillas de running como herramienta para generar diferentes estímulos.

¿Tú qué crees? ;-D

533801_286292874835824_524142104_n

Fuente: http://agendarunning.es/material-running/necesito-tener-mas-de-un-par-de-zapatillas-de-running

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s