Excusas cutres para no salir a entrenar

Y te preguntarás, tú que estás leyendo, con qué legitimidad escribo este artículo sobre excusas. Pues te informo: con toda. Las he usado de todo tipo desde los… no sé, desde que me enseñaron a decir la palabra excusa. Y no es que no me guste entrenar. Me encanta. De hecho llevo desde los seis años entrenando -a múltiples deportes-, pero la pereza es humana y yo soy muy humano.

La única razón para no entrenar que vale de verdad es el impedimento físico. Estás lesionado o estás enfermo. Y ¡ojo! Estas dos muchas veces también son utilizadas fraudulentamente: “es que tengo unas molestias no sé donde o es que he tosido un par de veces y no vaya a ser que me vaya a resfriar”. No, eso no vale.

Además de las excusas más inverosímiles, hay algunas que se llevan la palma. No por originales, si no por muy utilizadas:

– Estoy cansado

Un clásico. ¿Estás cansado de hacer qué: estudiar, trabajar, pensar…? Correr te va a ayudar. En serio. Cálzate las zapas y evádete del mundo. Deja de estresarte, sal a la calle y cánsate de verdad. Cuando llegues a casa te encontrarás mucho mejor. Y además, entonces sí podrás decir de verdad aquello de “Estoy cansado”, y lo dirás esbozando una leve sonrisa de satisfacción.

– No tengo tiempo

Es quizás la más utilizada junto a la de “Estoy cansado”. Vamos a ver. ¿Cómo que no tienes tiempo? No hace falta que entrenes dos horas y media cada vez que sales por la puerta de casa. Seguro que puedes buscar 45 minutos dentro de las 24 horas que tiene un día. Ese entreno, por cortito que parezca, siempre será mejor que quedarte en el sofá viendo la tele.

295625_428570760557111_972149105_n

– Me duele

La cabeza, el gemelo, el bíceps femoral, el esternocleidomastoideo… Entre partes del cuerpo que existen y las que nos podamos inventar… no hay fisio, osteópata ni especialista que pueda saber más de anatomía que nosotros sin ganas de entrenar. “Tengo una sobrecarga en la parte central del sóleo izquierdo que podría derivar en una rotura de grado dos”. Vale, es bueno escuchar tu cuerpo, pero también dejar de escuchar tus burdas excusas inventadas para justificar la pereza.

– Condiciones meteorológicas

Hace frío. Hace calor. No hace ni frío ni calor. Parece que va a llover. Las nubes están muy negras.  Hace viento. Demasiado sol. Cierto es, cada día hay unas condiciones meteorológicas. Pero ¿has ido a trabajar, a estudiar? Ah, vale, entonces nada de esto sirve. ¿Tu crees que si pensaran como tú, saldrían a correr los brasileños? ¿Y los suecos? Pues sí, ellos corren. Y como sigas sin entrenar cualquiera correrá más que tú. Por suerte, las marcas hacen ropa técnica para todo tiempo de condiciones, así que, hidrátate bien, vístete para la ocasión, y a correr se ha dicho. Si llueve mientras entrenas siempre podrás colgar una foto empapado en tu Facebook #postureorunner

– Me aburro

Entrenar no consiste sólo en correr sin rumbo durante cierto tiempo. Para no caer en la rutina existen muchas variedades de entrenamientos diferentes: series, cortas, series largas, cuestas, farlek, técnica de carrera, tiradas largas,… Además, puedes salir con música y buscar motivaciones. ¿Conoces el gaming?

11sep13

– Hoy juega tu equipo preferido

Ah, que hoy juega la Champions tu equipo de fútbol. ¿Y ayer? Era tu equipo rival, que jugaba la UEFA League. Mañana hay liga ACB, pasado los Cuartos de final de la Liga de balonmano y el fin de semana ni te digo. Prioriza o el único deporte que practicarás será darle al mando buscando cualquier disciplina que te sirva. Hasta el curling puede ser muy atractivo con tal de no entrenar…

– Tengo que vigilar el sobreentrenamiento

Pero vamos a ver, alma de Dios. Si llevas acumulado 22 km en las últimas tres semanas… ¿qué sobreentrenamiento vas a sufrir? Tranquilo que a este ritmo tus músculos y articulaciones podrán soportar un entrenamiento más.

– Se me ha hecho tarde

Y mañana madrugarás para entrenar, ¿no? Y te levantarás por la mañana y pensarás: Bueno, no saldré sin desayunar. En cuanto vuelva a casa, me pongo las zapas y salgo. Y llegarás a casa y… “Se me ha hecho tarde”… y así hasta el infinito.

– Es que no mejoro

Ni vas a mejorar a este paso. Para que se noten los entrenamientos en tu rendimiento tienes que salir más de un día cada día dos semanas. Sí, sí, en serio. Para bajar tu marca no sólo basta con comprarse un GPS de última generación; también hay que usarlo. Planifícate un plan combinando series y rodajes, llévalo a cabo y pronto notarás como bajan tus marcas.

10nov13

¿Y tú qué excusa tienes? Veeenga a entrenar!!!

Fuente: http://running.es/freaky-run/excusas-cutres-para-no-salir-entrenar#.Urv4dfTuKSq

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s