Entrenamiento en solitario vs grupo

393730_10150987121235427_783551446_n

Estamos hablando de entrenar la fortaleza a nivel físico y mental.
De sobra es conocido que el campeón que gana carreras, en muchos casos no es superior a nivel físico, mas a nivel metal sí lo es.
De cómo una actitud mental positiva y la visualización creativa puede hacer la diferencia entre el gran campeón y el eterno secundón.

Llega un momento en la vida de un deportista aficionado o profesional, en la que uno se estanca. Cada vez hace más volumen de trabajo, pero nada parece funcionar. “Cuanto más entrenamiento hago menos progreso tengo.”

La idea del entrenamiento es mejorar las aptitudes hasta el límite genético de la condición humana. Al menos esa es la filosofía de un deportista de élite, pero en tu caso, puede ser diferente.

Tanto si eres un aficionado eventual, como si eres una persona más comprometida con la actividad deportiva, el objetivo es mejorar en cualquier aspectos. Cada uno elegirá su propio camino en función de cuales sean las razones por las que realiza la actividad deportiva.

Cuando llegamos al punto mental en que se produce “el muro”, nos vemos incapaces de progresar y empezamos a cuestionarnos qué hacemos mal, o qué no hacemos.

 

Entrenamiento en solitario

Entrenamiento en solitario vs en grupo

Si eres un ciclista que quiere mejorara sus resultados, lo mejor es salir en grupo con otros ciclistas que tengan mayor nivel.. Siempre suele haber más combatividad cuando se va en compañía y se consiguen mejores resultados debido a la mayor similitud con una competición real.
¿Estamos de acuerdo hasta aquí, no es cierto?

Pues no… no siempre es así debido a dos factores: recuperación y planificación.
Lo que llamamos preparación deportiva consta de tres elementos, no necesariamente igual de importante, no necesariamente en este orden.

  • Ejercicio físico en cantidad y calidad adecuados.
  • Alimentación correcta para reparar al organismo.
  • Descanso y recuperación en calidad y calidad alineada con la planificación.

Al final de este cóctel obtenemos “la fórmula mágica”, cual es la de un pico de forma que debe de coincidir de forma síncrona con nuestras planificaciones en nuestro calendario personal.

El problema de entrenar en grupo está en que las pretensiones en objetivos y resultados pueden perfectamente no ser los mismos entre un ciclista y otro.
Esto hace que los intervalos cíclicos que se producen en el esfuerzo de cada sesión, sean asíncronos con nuestro calendario o nuestros objetivos.
En el entrenamiento científico con pulsómetro, debemos hacer series de esfuerzo y entrar y salir del umbral anaeróbico según un plan estratégico perfectamente diseñado.

Tenemos al corredor que entrena en solitario o bien lo hace con otros corredores que tienen similares o los mismos objetivos en su planificación. Este corredor entrena siempre por debajo de su umbral anaeróbico, salvo cuando hace series por intervalos.
El hecho de entrenar en solitario y de forma controlada, hace que su estado de forma sea gradualmente mejor sincronizando dicha mejora con los objetivos.

El corredor que siempre entrena en grupo va como un galgo detrás de la liebre. Esto hace que su modo de trabajo cardíaco se encuentre siempre por encima del umbral aeróbico.
Rápidamente adquiere el estado de forma, siendo de los que consiguen mejores resultados al principio de la temporada de competición.

Al cabo de unas semanas,  su cuerpo va adquiriendo fatiga acumulada, ésta no termina de irse y somete al cuerpo a esfuerzos para los que el plazo de recuperación debería hacerse cada vez mayor. La fatiga va en progresión y el rendimiento cayendo en barrena. El corredor se encuentra al borde del precipicio del sobre-entrenamiento.

268850_497394643649734_2128080335_n

¿Cómo mejorar entrenando solo?

El entrenamiento en solitario aparenta ser una forma aburrida de prepararse físicamente.
La forma correcta de planificarlo es siguiendo los puntos siguiente:

  • Planificar la temporada con sus objetivos.
  • Utiliza en entrenamiento científico del pulsómetro para entrerte.
  •  No pasarse del 75% ppm en los momentos valle
  •  Salir siempre solo cuando sea el momento de realizar series aeróbicas de alta intensidad.
  • Huye de los grupos cuando haya series y trabaja en tu zona cardíaca que toque en ese instante.
  • Los momentos de descanso son para éso. El mismo también forma parte del entrenamiento. El cuerpo humano no es una máquina.
  • Pruébate los fines de semana con el grupo, pero entre semana, entrena solo.
  • Cuando te toquen series anaeróbicas, hazlas y sal solo si el grupo te interfiere.
  • Si el ritmo del grupo es mayor al que te toca en tu programa, déjalos y sigue el entrenamiento en solitario..

Si tu deseos es entrenar a un bajo nivel, sin preocuparte por la intensidad del ejercicio, acompañado de otros corredores, entonces no hay ningún problema en marchar dentro de un grupo persiguiendo a los más fuertes en cada momento. Si tú eres uno de los fuertes, piensa que quien mucho corre, pronto para.
Planifica tu temporada para no trabajar mucho tiempo fuera de los límites de cansancio del corazón y de esta manera podrás alargarla al máximo posible. Pero si por el contrario deseas subir a la siguiente fase respecto a tu preparación física y resultados deportivos, tendrás que plantearte salir a entrenar solo, así realizarás mejor los entrenamientos de cada día. Está claro que la mejor manera de aumentar tu estado de forma es salir solo. Deberás utilizar un pulsómetro para monitorizar tus esfuerzos en todo momento. Éste será quien te diga si vas por debajo o por debajo de su posibilidades.
También puedes salir con compañeros que tengan un nivel, un entrenamiento y un objetivo similar al tuyo. De esa manera será mucho más fácil planear días de series bien aprovechadas, dentro del límite de pulso que te hará mejorar.
El binomio solo-acompañado también le da variedad a la rutina diaria y hace el esfuerzo menos aburrido. Como excepción es un argumento perfectamente válido. Después de todo no somos máquina, y el facto psicológico es tan importante como el físico o incluso más.

181064_511155368930990_402210800_n

Otras razones para entrenar solo

Cualquier impedimento que te obstaculice el pleno desarrollo de tus facultades.
Podemos citar entre otros: una lesión, entrenamiento específico para una prueba concreta, un desfase en tu preparación, una discapacidad (paralímpico),  diferencias morfológicas, especialidades distintas, etc

De entre los otros motivos para entrena solo, podría citar una lesión que te exija una rutina específica.
Todos somos iguales,  pero todos somos diferentes. Por mucho que queramos, todos nacemos con características físicas diferentes (altura, relación morfológicas entre estremidades, etc), y también psicológicas (mentalidad, inteligencia, imaginación, visión de la vida, etc).

Un buen ejemplo podría ser el caso de los hermano Indurain. Miguel y Prudencio eran dos ciclistas de características morfológicas muy similares.
Criados en el mismo seno familiar, salían casi todos los días a entrenar  juntos.
Ambos preparaban la prueba reina de su calendario, el Tour de Francia, del mismo modo.
Cuando la preparación se hacía más intensa, Prudencio empezaba a mostrar síntomas de sobreentrenamiento.
Acababa tan molido en cada sesión, que a su cuerpo no le daba tiempo a recuperar.
Cada día de esta fase de su entrenamiento era una tortura para el cuerpo de Prudencio Indurain.
Al cabo de un par de años tubo que desistir de salir en compañía para poder recuperar adecuadamente tras una dura jornada de entrenamiento.
Ambos hacían un nivel de esfuerzo similar, pero Miguel recuperaba mucho más rápido que su hermano.

539661_462445817144617_824098535_n

En el momento que cada uno sabe sus puntos fuertes y débiles, cuales son sus limitaciones y cuales son su ventajas, el entrenamiento debe ir orientado hacia el conocimiento de las mismas.
El que es sprinter, no todas las sesiones deben ir orientadas a mejorar la velocidad punta. Muy al contrario.
Se debe realizar un trabajo que vaya orientado hacia la homogenización de todas las especialidades, haciendo en cada sesión una variedad que debe incluir fondo, subidas, series, sprints, descenso. Todo en la debida proporción y variedad.
De este modo evitamos el aburrimiento y la monotonía, a la vez que nos hacemos unos atletas más completos.

El entrenamiento de la mente

El entrenamiento en solitario te hará mental y físicamente más fuerte. La diferencia entre ser un campeón del que se queda siempre en segundo lugar, está más en el entrenamiento mental que en el físico.
Este hábito no sólo te ayudará a nivel deportivo, también en tu día a día te será de gran utilidad, ya que conseguirás más fuerza a nivel interior que te ayudará a conseguir metas y retos en tu trabajo y vida personal presente o futura.
Recuerda que no por ir siempre por encima de tus posibilidades vas a conseguir mejor nivel. Tu cuerpo tiene un límite. Trata de trabajar para superarlo poco a poco. Esa será la manera más fiable y segura de conseguir elevar tu rendimiento.

¡¡Buen pedaleo!!

69165_10151379244650312_1959828514_n

Fuente: http://www.ropa-ciclismo.com/blog/entrenamiento-en-solitario/#sthash.XTMlcsrU.5nQ7hWwZ.dpbs

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s